PROGRAMA DE REDUCCIÓN DEL DAÑO

El Programa de Reducción del Daño se acerca a las necesidades de las personas en situaciones de vulnerabilidad, pobreza y exclusión social, aplicando la minimización de daños tanto a las prácticas sexuales como a las relacionadas con el consumo de drogas.

Además de repartir material preventivo para las prácticas sexuales, preservativos, lubricantes, etc., realizamos asesoramiento a trabajadoras del sexo adscritas a la Acción Luna, ofreciendo la posibilidad de hacer la PRO (prueba rápida oral) in situ, en un espacio acondicionado al efecto en la furgoneta de CCASiPA para residentes en otras localidades, y el acompañamiento sociosanitario a los usuarios.

Dentro de este programa, se sigue realizando, el Programa de Intercambio de Jeringuillas (PIJ), que fue su origen.