1 de Diciembre de 2014

Desde el año 2011 y hasta 2015, desde ONUSIDA se han marcado como objetivo: Llegar a cero (Cero Infecciones, Cero Muertes, Cero Discriminación) y sobre ese objetivo van las campañas.

La situación epidemiológica del VIH en España: Es necesario ampliar las estrategias existentes para el testeo voluntario y confidencial entre la población.

  • Se estima que el 30 % de las aproximadamente 150.000 personas con VIH desconoce que están infectadas y estaría en el origen de más del 50 % de las nuevas infecciones.
  • Un 48 % de los 3.21 0 nuevos casos detectados en 201 2 presentó un diagnóstico tardío, lo que implica un peor pronóstico de salud, mayores dificultades a la hora de seleccionar el tratamiento antirretroviral correspondiente y un aumento del coste del tratamiento y cuidado de los pacientes.

Las actitudes de estigma y discriminación existentes hacia las personas con VIH en el ámbito laboral: Finalizar con la discriminación, especialmente en el ámbito laboral, es una de las acciones más efectivas que se deben llevar a cabo para dar respuesta al VIH y al sida en España, puesto que continúa la ignorancia de información básica sobre el VIH y la vigencia de prejuicios y estereotipos asociados a esta infección, siendo una de sus consecuencias el miedo irracional a compartir espacios de trabajo con personas con VIH y, consecuentemente, el rechazo sistemático hacia las personas con VIH en el ámbito laboral.

Nuestra campaña, para este año: “VIH-SIDA. Mantén tu compromiso. DA TU PALABRA”, ha querido y de hecho así se ha conformado, que las imágenes que ilustran dicha campaña se construyera con las palabras que personas tanto conocidas, como anónimas nos fueron dando previamente.

Valores como la solidaridad, la participación ciudadana han estado y es necesario que sigan estando presentes en nuestra sociedad.

"DA TU PALABRA"

"La batalla contra el VIH-SIDA necesita el compromiso de todos y cada uno. Exige una acción global –de las instituciones, de los gobiernos, de las Naciones Unidas, de las ONGs...– pero también, y sobre todo, exige un firme y duradero compromiso de las personas, una a una, con su propia salud y la de quienes le rodean.